Los Gathas - Karuna Shangri-La

Los Gathas

Catalina Bedoya
Catalina Bedoya

Coach Desarrollo Personal
Coaching • PNL • EFT • Matrix Reimprinting • Reiki
Sesiones|Formaciones|Programas

«Canción” o “Verso” en sánscrito, son versos breves que podemos recitar durante nuestras actividades diarias para que nos ayuden a regresar al instante presente y a sumergirnos en la plena consciencia. Como ejercicios tanto de meditación como de poesía, los gathas constituyen una parte esencial de la tradición budista zen y su uso se remonta a hace dos mil años.

Cómo usar los Gathas.

Utilizar un gathas no requiere de un conocimiento o práctica religiosa especial. A algunas personas les gusta memorizar un verso que les encanta y al que sienten que pueden volver una y otra vez. A otras les gusta escribir el verso sin más en un lugar que verán a menudo.

 

Cómo practicar los Gathas.

Recitar gathas es una manera de ayudarnos a sumergirnos en el instante presente. Cuando centramos nuestra mente en un gatha, regresamos a nosotros mismos y somos más conscientes de cada acción. Cuando el gatha concluye, continuamos nuestra actividad con una conciencia aumentada.

Al practicar con los gathas, estos y el resto de nuestra vida pasan a ser uno, así que vivimos toda nuestra existencia conscientemente. Esto nos ayuda mucho, y también a los demás. Descubrimos que disfrutamos de más paz, calma y felicidad, que podemos compartir con los demás.

Cómo las memorizamos.

Cuando memorizamos un gatha, éste vendrá a nosotros de forma natural cuando realicemos una actividad relacionada, tanto si se trata de abrir el grifo como de tomar una taza de té. No es necesario aprender todos los versos al mismo tiempo. Puedes retener uno o dos que te llamen la atención y dejar los otros para más adelante. Al cabo de un tiempo te darás cuenta de que los has aprendido todos y de que incluso estás creando algunos de tu propia cosecha.

 

Podemos componer nuestros propios gathas.
 

Componer tus propios gathas, versos que se ajusten a las circunstancias específicas de tu vida, es una manera maravillosa de practicar el mindfulness. En la enseñanza de Thich Nat Hanh se pone mucho énfasis en el cultivo de la atención consciente. Una de las formas de práctica que utiliza es versos o gathas que uno puede recitar con el fin de recordarse de mantener la atención consciente en cada momento. Ha compuesto gathas para todas las acciones del día desde despertarse hasta dormir A continuación, te compartimos algunos Gathas de Thich Nhat Hanh para acompañar nuestra rutina diaria En el momento en que despiertas, justo en ese momento, sonríe, es una sonrisa de iluminación, eres consciente de que empieza un nuevo día, que la vida te ofrece veinticuatro nuevas horas para vivir y que ése es el más preciado de los regalos, puedes recitar el siguiente poema en silencio o en voz alta:

«Al despertar me despierto con una sonrisa, se que tengo 24 horas para miprometo vivirlas con plenitud, y ver a todos con los ojos de la compasión.»

Thich Nhat Hanh.

Tal vez te apetezca pronunciar los versos mientras permaneces en la cama con los brazos y las piernas cómodamente relajados, al inspirar, pronuncias la primera línea; al espirar, la segunda. Con la próxima inspiración, dices la tercera; y al espirar, la cuarta, entonces, con una sonrisa en el rostro, te incorporas, te sientas, deslizas los pies en las zapatillas y caminas hacia el baño.

Al servir el alimento:  «En este alimento observó claramente la presencia de todo el universo que sostiene mi existencia»

Al lavar las verduras:  «En estas verduras frescas veo un sol verde, todos los Dharmas se unen para hacer posible la vida»

Al tomar el Té:  «Esta taza de té entre mis manos, la plena consciencia perfectamente sostenida, mi mente y mi cuerpo habitan en el aquí y el ahora»

Al abrir la ventana:  «Al abrir la ventana, me encuentro con la dimensión última, ¡Que maravillosa es la Vida!, atenta a cada momento mi mente está despejada como un río en calma»

Al Caminar:  «¡Caminar en la tierra es un Milagro!, cada paso consciente revela la dimensión última»

Agua Corriente, te lavas la cara: Puedes conectar con una gran dosis de felicidad mientras te lavas la cara, te cepillas los dientes, te peinas, te afeitas y te duchas si sabes cómo proyectar la luz de la atención sobre cada una de las cosas que haces. Por ejemplo, al abrir el grifo, puedes disfrutar del contacto con el agua corriente que brota del grifo y también con la fuente del agua.

Puedes recitar el siguiente poema:

«El agua fluye desde las altas fuentes de la montaña, el agua recorre las profundidades de la tierra, milagrosamente, el agua llega hasta nosotros, estoy colmado de Gratitud(Thich Nhat Hanh)

Karuna Shangri-La

Share on email
Share on facebook
Share on pinterest
Share on telegram
Share on whatsapp
«El objetivo real de estar aquí, en primer término, es recorrer la vida gozando al máximo sin maltratar a nadie, y realizando tareas que hagan de este planeta un lugar mejor para todos los que viven en él y para los que lo habiten cuando nosotros nos vayamos.»
-Wayne Dyer-
© 2020 Karuna Shangri-la
Reserva tu Cita

Acceder

¿Olvidaste la contraseña?